• Temas:

El Pueblo de Dios se sentía seguro dentro de las murallas de Jerusalén; la gente pensaba que el Templo garantizaba la presencia divina. Muchos creían que Jerusalén era el único lugar donde Dios podría ser adorado. Luego vinieron los babilonios, el Pueblo de Dios tuvo que descubrir de nuevo lo que aprendió Abram: “que todo lo que es Dios está en todo lugar”…

Vídeos relacionados

Incrustar este vídeo


Think1 is an audiovisual platform based on promoting change and innovation. It shares knowledge, experiences, and good news realated to education.

 

Entrar

¿No tienes cuenta? Join