VOLCÁN GRANDE PARA UNA ISLA PEQUEÑA

02/10/2021

VOLCÁN GRANDE PARA UNA ISLA PEQUEÑA

Nos pasa muchas veces con los elementos naturales, nos sobrepasan y nos ayudan a resituarnos en nuestra verdadera dimensión, dejándonos un poco de humildad. Somos pequeños, es verdad, pero somos grandes. Lo definió bien Pascal al decir "El ser humano es una caña, la más débil de la Naturaleza, pero es una caña que piensa". Piensa, ama, reza, se da. Lo estamos viendo estos días en La Palma. Frente al desastre que supone este avance incontrolado que destruye, descubrimos solidaridad, entrega geneosa en mil ejemplos de heroísmo que no por ser cotidiano y anónimo, lo es menos. Personas que ofrecen techo, comida, "brazos" para que la cosecha no se pierda del todo, su cercanía que acompaña y alivia, científicos que transmiten sus conocimientos para dar la información más precisa con las mejores palabras. Entre la ceniza del volcán, hoy un niño ofrecía su pelota al amigo que le contaba que había perdido su casa...

Educar es para que niños y jóvenes alcancen la competencia global que los empuje a dar lo mejor de sí mismos, a ayudar, a construir, a trabajar para una sociedad cada vez más humana, más cristiana. Esta es la fortaleza que le puede a las tristes consecuencias del volcán. 

Los palmeros lo están demostrando.

 


Entrar

¿No tienes cuenta? Join