SEGÚN LA ETIMOLOGÍA

15/12/2016

SEGÚN LA ETIMOLOGÍA

Siempre me ha gustado conocer la etimología de las palabras, porque habitualmente me ayuda a aclarar el concepto. Por la importancia que tiene la palabra educación, por la cantidad de veces que aparece en los medios de comunicación - ojalá sea para bien - es que voy a referirme a ella.

Del latin, educare, educere es que deriva nuestro educar, y a su vez el latín tiene una lejana referencia a la raiz indoeuropea -deuk que significa conducir. Conducir, guiar, acompañar, orientar es a donde nos remite la palabra educación. No me cansaré de repetir que, en efecto, educar es colaborar, facilitar al alumno que él sea el protagonista de su aprendizaje. Por esto el maestro tiene un cierto parecido con el agricultor. Educar se parece a sembrar. Supone la humildad del que prepara la tierra y cuida la semilla, riega, confía y espera pacientemente, en la seguridad de que germinará lo sembrado.

Que nunca se olvide a los que se dedican a la educación que la confianza y la paciencia son sus dos virtudes fundamentales.   


Entrar

¿No tienes cuenta? Join