PROFETAS

24/06/2018

PROFETAS

La palabra profeta tiene mucho que ver con la palabra profesor. Y no sólo la palabra sino también los contenidos que expresan. 

Todo maestro, todo profesor tiene mucho de profeta, en la medida que tiene una misión, en cuanto sabe conocer y amar a cada uno de aquellos que con él se educan, porque sabe mirar a lo lejos, en el mañana, aunque no lo conozca todavía y porque sabe actuar con presteza, con decisión en el momento adecuado. Siempre se educa hoy para mañana.

Hablar con palabras, y sobre todo con hechos ante los demás, provocando deseos de avanzar, respetando que cada uno sea él mismo y ayudándole a sacar lo mejor de dentro de sí, sin querer retener a nadie para que le imite, son algunas de las características del profeta que lo son también de todo educador.

Y ni la profecía ni la educación tienen vacaciones, continuan en julio y en agosto  porque son para la vida y ésta siempre es dinámica.

Todo esto y más pensaba hoy ante la solemnidad de San Juan Bautista, este santo popular que, junto con antiguas tradiciones, anima a encender hogueras para que nunca falte la luz en la noche más corta del año y se queme todo aquello que no sirve. 


Entrar

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!