PERSONAS

17/12/2016

PERSONAS

Si algo está demostrado es que en el mundo todo depende de las personas. De ahí el valor, la importancia del ser humano que, aunque nace desvalido y es la caña más débil de la Naturaleza, como reconocía Pascal, es una caña que piensa, cuya grandeza radica en que es el artesano de su historia, el constructor de su personalidad. Cada año Navidad, al recordarnos que Dios se ha hecho Hombre, nos pone de manifiesto algo más. Navidad es la proclamación de que la persona posee una dignidad intrínseca, la persona no sólo tiene un gran valor, la persona es sagrada. Navidad es la fiesta de la Humanidad.

Reconocer el valor de la persona, colaborar con su crecimiento y formación, dedicarle los mejores recursos, respetarla es prioritario si queremos que una sociedad avance sana para que el mundo se desarrolle adecuadamente.

Porque la persona no nace terminada, educar es el mejor servicio que se le puede prestar a cada uno y a la sociedad.

Con el reconocimiento y la gratitud por la gran labor educativa que muchos llevan a cabo, para todos una cordial felicitación en esta Navidad 2016. Que el Misterio que celebramos nos acreciente la fe en Dios y en las personas.


Entrar

¿No tienes cuenta? Join