LA MEJOR INNOVACIÓN

09/11/2017

LA MEJOR INNOVACIÓN

Ya es habitual el uso del sustantivo innovación en los ámbitos educativos y no deja de ser una buena noticia. No hace muchos días, un profesor, muy preocupado por cómo llevarla a cabo en su aula, me preguntaba "¿Innovación, sí, pero, por dónde empiezo?". Recordé las palabras de Montserrat Del Pozo y ateniéndome a ellas le respondí: "La mejor innovación es amar al alumno" comienza por aquí.

Amar al alumno que es reconocer y valorar su persona, sus capacidades, sus Inteligencias, sus `posibilidades; amar al alumno que es confiar en su potencial y tener buenas expectativas sobre su rendimiento; amar al alumno que es ayudarle en su proceso de aprendizaje, caminar a su lado, dejándole ser el protagonista del mismo; amar al alumno que es abrirle horizontes, despertarle iniciativas, favorecer su creatividad; amar al alumno que es respetarle y saber compaginar la exigencia con la flexibilidad.

Si educamos, la mejor, la primera innovación es sin duda amar al alumno y, por supuesto, cuando se trata de educar en la familia, la primera innovación es amar al hijo. Amar es otra palabra para referirse a educar  y en español amar y querer son sinónimos, por lo tanto interviene la voluntad. No lo olvidemos padres y profesores.


Entrar

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!