INCOMODIDAD DE LO CÓMODO

31/10/2022

Seguramente todos hemos experimentado alguna vez que una postura aparentemente muy cómoda al comienzo, nos ha producido después un profundo malestar, porque el cuerpo tiene sus leyes y la espalda, las cervicales, los músculos, ... todo necesita su postura adecuada, aunque a veces no nos parezca cómoda. 

Le ocurre a nuestro cuerpo y, mucho más a nuestro espíritu. Cuántas actitudes, actuaciones, silencios cómodos acaban siéndonos muy incómodos. Es cómoda la pasividad, pero qué incómoda la pérdida de libertad a la que me lleva; es cómodo no hacer nada, pero la sabiduría popular ya dice que "camarón que se duerme, la corriente se lo lleva"; es cómodo rechazar el esfuerzo, pero hace retroceder, lleva a perder dominio de sí; es cómodo no pensar, pero lleva a ser manipulado ... ¿Cómodo?

La educación tiene una palabra a decir en la necesidad de esfuerzo para la formación. Se educa para ayudar a cada persona a ser lo que debe ser: un ser vivo, racional y libre, justo y bueno, erguido. De pie. Esto exige esfuerzo.

Cuando Jesús se dirigió a una joven muerta (dormida, postrada) le dijo una única palabra: "Kum" imperativo hebreo que significa "levántate". La familia, la sociedad, el mundo necesita niños, jóvenes, adultos "de pie".  


Entrar

¿No tienes cuenta? Join