CONSTANCIA

24/09/2018

CONSTANCIA

A la ilusión, el entusiasmo, el buen arranque en el inicio hay que añadir siempre el valor de la constancia para continuar. Porque cuando la novedad va perdiendo sus colores atractivos y va desdibujando su ser de novedad, la ilusión y el empeño del inicio han de coger de la mano a la constancia en la continuacion para avanzar, sin prisas ni pausas, hasta coronar el final. Se llame constancia para mantener la intensidad y el ritmo, reciba el nombre de resiliencia cuando se encuentran más dificultades de las previstas, es fundamental ayudar a todo el que comienza un curso, un trabajo, un proyecto, a crecer en estas virtudes para que pueda llegar al final previsto con el entusiasmo que lo comenzó.

El sabio consejo del agudo Chesterton que recuerda la necesidad de pintar cada día el palo blanco si queremos que se mantenga blanco y no ennegrezca es válido para cuantos en estos días estrenan curso, trabajo, proyecto, situación, es decir para todos los que de alguna manera empiezan.

La constancia del agua blanda es la que siempre vence la dureza de la piedra. 


Entrar

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!