BELLEZA

16/03/2017

BELLEZA

No es accidental la necesidad de transformación de los espacios arquitectónicos, cuando hablamos de innovación educativa. No es ningún secreto que un entorno bello, adecuado y agradable favorece el aprendizaje, de la misma manera que también ayuda y favorece la vida, el trabajo, la diversión. No es banal el diseño en el aprendizaje, está al servicio de un mejor rendimiento. De ahí que una de las grandes transformaciones que Montserrat Del Pozo pide para la innovación sea la arquitectónica.

Espacios amplios, flexibles, claros, con colores agradables, flexibilidad en el mobiliario, paredes que hablan transmitiendo conocimiento, armonía, buen gusto, permiten que el tiempo transcurrido en la escuela sea de contacto con la belleza, uno de los valores fundamentales para la vida.

A las tres características del ser humano que aprendimos de los griegos: unidad, deseo de bondad y de verdad, hay que añadir el deseo de belleza. Era tan central la belleza en la vida de Dostoievski - por citar sólo a uno entre tantos-  que el gran novelista ruso no dudó en afirmar "La belleza salvará al mundo" y añadía " Seguramente no podemos vivir sin pan, pero también es imposible vivir sin belleza"

Tengámoslo muy presente cuantos nos dedicamos a la educación.

 

  


Entrar

¿No tienes cuenta? Join