AUNQUE NO SEPAMOS

13/10/2016

AUNQUE NO SEPAMOS

Desde que la conocí me gustó la definición de Howard Gardner sobre la Inteligencia: "La capacidad de resolver problemas o de crear productos que sean valiosos para una o más culturas". Una definición que se aleja del concepto tradicional de Inteligencia que tenían y todavía tienen algunos.

Claro que quien educa hoy no sabe qué problemas serán los que los alumnos tendrán que resolver mañana, pero es que tampoco sabemos qué empresas serán las más necesarias y exitosas, ni que tipo de tiendas responderán mejor a las necesidades de los ciudadanos, porque hoy no es mañana y además, porque si es verdad que en los siglos anteriores los cambios eran más lentos, el siglo XXI ha cogido una velocidad muy acelerada y los cambios llegan muy pronto.

No sabemos cómo será el mañana, pero lo que sí sabemos - y esta es la mejor garantía - es que mañana, al igual que hoy, los problemas los tendrán que resolver las personas, las personas que hoy aprenden en nuestros colegios, por tanto una buena manera de educar hoy para el mañana desconocido es ayudar a formar personas inteligentes, es decir, autónomas, con capacidad de discernimiento y decisión personal, creativas, audaces, sin miedo a proponer soluciones muy distintas, aunque sean arriesgadas y a algunos les parezcan imposibles, excelentes y éticas, buenas personas, capaces de resolver problemas y de crear soluciones para diferentes culturas.

Y como a nadar se aprende echándose al agua y nadando, hay que ofrecer a los alumnos de hoy, para que sean inteligentes hoy y mañana, muchas oportunidades de crecer en autonomía, en creatividad  y en servicio a los demás.

Tarea fascinante para escuelas y familias. 


Entrar

¿No tienes cuenta? Join