RESPETAR LOS TIEMPOS

09/08/2017

RESPETAR LOS TIEMPOS

No se me olvida el hecho que hace tiempo me narró un amigo que, cuando era pequeño, queriendo acelerar la transformación de una crisálida, porque quería ver aparecer ya la mariposa, impaciente estuvo calentándola hasta que consiguió, sí, que saliera la pobre mariposa que tristemente murió a los pocos minutos, después de intentar batir inutilmente sus mojadas alas. Decepcionado, se preguntaba por qué, hasta que entendió que no había respetado su tiempo.

Todos los seres vivos, y la persona es uno de ellos, requieren su tiempo para crecer, para madurar, para aprender. Conocer, respetar y no forzar los tiempos es propio de buenos educadores. Por esto es fundamental la personalización del aprendizaje, porque si todos somos diferentes no se nos puede pedir aprender lo mismo, de la misma manera y en el mismo momento.

Respetar los tiempos requiere por parte del educador humildad y sabiduría, unidas a una gran confianza en las posibilidades de cada alumno. 

 


Entrar

¿No tienes cuenta? ¡Regístrate!